10 razones para no creer en la Astrología


imagen014
La astrología es una disciplina que estudia la posición y el movimiento de los astros con el objetivo de conocer el futuro, especialmente de las personas. Afirma que dependiendo de la situación de los objetos astronómicos y constelaciones en un momento dado -especialmente el nacimiento- pueden conocerse características de la persona así como predecir acontecimientos venideros. Con este objetivo, la astronomía cuenta con varios instrumentos, siendo el más conocido la denominada Carta Astral, que establece con exactitutud la posición de los astros en el momento del nacimiento y que permite predecir la personalidad y el destino de la persona estudiada.

Proponemos a nuestros lectores el ejercicio,  ya habitual, de aportar razones lógicas o pruebas empíricas a favor o en contra de esta disciplina.
Estas son las razones que habéis esgrimido para dudar de tal disciplina:
  • 1.- ¿Influencias?. Si decimos que la “influencia” de los astros en el momento del nacimiento es todo tipo de radiación u onda electromagnética que emane dicho astro, ésta sería irrelevante ante los equipos electrónicos de una sala de parto, suponiendo que el alumbramiento se llevó a cabo en un hospital, o incluso por la misma energía despedida por las personas cercanas.
  • 2.- ¿Medio de actuación?. ¿Cómo puede influenciar un astro localizado a 50.000 años-luz de distancia en la personalidad, qué tipo de “poder es necesario” cuando malamente llegan hasta nosotros unos cuantos fotones y algo de radiación?. Si los astros ejercen algún tipo de influencia, será debido a alguna “energía” que incida sobre nosotros. Si es así, ¿cómo es que no es medible? Un alto porcentaje de “energía de Júpiter” por ejemplo, debería de poder ser diferenciable de la “energía de Venus” -puesto que se supone que lo que determina el destino es el cómo afectan los diferentes planetas- , y como tal, cuantificable.
  • 3.- ¿Inmutabilidad? No. La posición de los astros no es la misma a lo largo del tiempo. Las cartas astrales hechas en la Edad Media nada tienen que ver con las actuales. la posición de las estrellas ha variado. Por lo cuál poco sentido tiene el usarlas.
  • 4.- Efectos no cuantificados. Nadie ha demostrado que todas las personas que han nacido el mismo día y a la misma hora en el mundo tengan la misma personalidad. Debería de ser así. ¿Y todos tienen el mismo destino?.
  • 5.- Y otras fuentes de radiación.. ¿Qué?. Si se asume que es la radiación que emiten los planetas la que afecta al futuro, ¿la radiación de los electrodomésticos tiene algún efecto parecido? ¿Sería posible cambiar el destino de una persona sometiéndolo a, por ejemplo, la cercanía de una central eléctrica o una televisión?
  • 6.- ¿Cuándo actúan los astros? Se supone que el momento determinante en el que los astros tienen influencia es el parto. ¿Porqué no en la concepción, en la primera respiración o en el momento en el que el niño sale al aire libre?
  • 7.- Mitología y subjetividad. Las predicciones del horoscopo dependen de unos signos cuyo caracter depende de la forma de las constelaciones imaginadas por los griegos. 


Que ganas de echarle a perder a uno la inocencia bajo la fuerza de la razón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario