Sobre el futuro del Programa de Promoción al Investigador (PPI)

La ciencia, en cualquier país, es un asunto de soberanía de Estado. El
> financiamiento a los proyectos de investigación sigue normalmente las
> políticas que éste haya trazado, de acuerdo a sus estrategias y
> motivaciones políticas, intereses comerciales e influencia geopolítica.
> Venezuela por supuesto, no escapa a esta lógica de los Estados
> nacionales. Actualmente nuestro país, producto de su evolución política,
> intenta alejarse de su dependencia tecnológica e intelectual de
> USA-Europa, mostrando fuerte acercamiento a los países de latinoamérica,
> medio oriente, China, Rusia, entre otros.
> En este sentido, los órganos rectores de las políticas científicas en
> Venezuela, queriendo transformar la actividad de investigación en ciencia
> y tecnología, orientada fundamentalmente a la publicación de “papers” en
> revistas internacionales, divorciando el conocimiento generado con la
> realidad de nuestro pueblo; han mostrado sin embargo una actitud
> dubitativa, que ha generado extrañeza, desasosiego y confusión en quienes
> realizan actividades científicas en Venezuela. Creemos necesario
> redimensionar y transformar el programa de Promoción del Investigador
> (PPI), pero no eliminarlo, como pareciera desprenderse de ciertos
> sectores que no entienden la imperiosa necesidad de contar con una
> actividad en ciencia y tecnología potente y activa.
> Creemos también que el PPI debe reflejar el reconocimiento de la sociedad
> venezolana a quienes hacen ciencia y tecnología en el país; pero hacer
> “ciencia pertinente” es también un deber ineludible de la comunidad
> científica. Esta “ciencia pertinente” debe ser definida con claridad en
> el baremo que el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e
> Innovación (ONCTI) debe de forma perentoria establecer. Este instrumento
> de medición en ciencia y tecnología, debe incorporar las actividades
> comunitarias que todos los investigadores tienen el deber de cumplir, la
> necesidad de incluir aquellos que realizan desarrollo tecnológico
> popular, pero no cuentan con estudios formales, la formación de personal,
> la solución de problemas tecnológicos nacionales, además de incrementar
> los niveles del PPI (llevándolo de los actuales cinco a diez), de manera
> de hacerlo más accesible a todos en sus primeras etapas.
> El actual PPI, con todas sus limitaciones, deficiencias, con un peso
> excesivo en publicaciones en revistas arbitradas e indizadas, sin embargo
> ha demostrado ser el mejor instrumento en Venezuela, que premia e
> incentiva el talento en ciencia y tecnología, le da reconocimiento
> académico y social a los cultores en estas áreas, y motiva a las nuevas
> generaciones desarrollar su intelecto, sus destrezas manuales y su
> sensibilidad social. Si las instituciones de educación superior sólo se
> dedican a dar clases de pre y postgrado, transmitiendo el conocimiento y
> no generándolo, estaremos condenados al fracaso como pueblo,
> incrementando la brecha tecnológica con los países industrializados.
> Exhortamos al Ministro del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e
> Industrias Intermedias (MPPCTI), Ricardo Menéndez, convocar a los
> sectores que hacen vida en la generación de conocimiento en ciencia y
> tecnología, por medio de la ONCTI, a los fines de lograr una acuerdo
> global y enriquecedor acerca del futuro del PPI, disipando las dudas que
> se ciernen sobre este sector, aún débil y pequeño, pero absolutamente
> necesario para transformar nuestro país, convirtiéndolo en un motor que
> gire en la dirección de lo que nosotros los venezolanos decidamos
> soberanamente en Ciencia y Tecnología.
> Finalmente, celebramos la reciente aprobación de la reforma parcial de la
> Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología (LOCTI), cuyas consecuencias y
> análisis será necesario luego acometer; pero que sabiamente preserva el
> ONCTI (rectificando su eliminación, como estaba planteado en la primera
> discusión de la reforma de LOCTI), desde cuya oficina esperamos sepa
> transformar y apuntalar al nuevo Programa de Estimulo al Investigador. El
> MPPCTI puede contar con nosotros en este quehacer.
>
> Mérida, 9 de diciembre de 2010.
>
> Los abajo firmantes
>
> Juan C. Villegas V-8.314.778
> Irama Ramírez V-2.632.363
> Nelson Alexander Pérez García V-9.475.328
> Juan Luis Concepción V-15.296.804
> Stephanie Klarica E-84.206.070
> José Aguilar V-8.033.498
> María Elena García V-2.997.257
> Ernesto Arends V-4.252.239
> Marianela Luzardo Briceño V-8.028.507
> Melva J. Márquez Rojas V-8.041.943
> Luis R. Guerrero M. V-8.082.902
> Alba Riera de Narváez V-2.383.983
> María Angela Petrizzo V-11.461.579
> Lino Meneses Pacheco V-6.889.309
> Gladys Gordones Rojas V-6.909.795
> Gilberto C. González Parra V-10.104.539
> Oswaldo Ramón Terán Villegas V-9.158.758
> Alejandro Ochoa V-8.001.463
> Luis Betancourt Hitcher V- 11.316.823
> Jacinto Dávila
> Aquiles Alvarez Valero V-5.100.884
> Addison Ríos Bolívar
> Rubén D. Castellano González
> Jajaira Oballos Salas V-5.343.168
> Rosa De Jesús V-8.000.803
> Carmen Mota de Cabrera V-4.853.052
> Ramón Tolosa
> Rosa Virginia Mendoza Briceño
> Nelson Orlando Jaimes, CI 3.060.255
> Dimas Mavares Terán, CI 9.618.754
> John D. Ferreira Rodriguez V-8.042.037
> Chrystian F. Carrero D. V-9.710.202
> Henry B. Pino M. V-4.099.487
> José Eduardo Rengel V-9.278.475
> Estimados amigos:
>
> Esta es en definitiva la carta y las firmas de adhesión sobre el futuro
> del PPI. Como sabrán, ayer el Ministro Menéndez despejó parte de las dudas
> que se cernían sobre el PPI (ahora llamado PEI), ampliando el concepto de
> investigación y otorgando 3.2 veces más fondos para este programa. De
> todas formas, la implementación de esa ley, en su forma operativa, ahora
> es que empieza. Y esa es la parte más importante, y por lo tanto el
> documento que hemos estado trabajando mantiene su vigencia. Gracias a
> todos por su opoyo, y se lo haremos llegar al Ministro por distintas vías,
> públicas, privadas e institucional.
>
> saludos
>
> Prof. Juan C. Villegas
>
> PD: Hay que darlo a conocer a mucha gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario