Cuarta expedición venezolana a la Antártida


La expedición tiene como base la Estación Científica Ecuatoriana “Pedro Vicente Maldonado”, ubicada en la isla de Greenwich, y se realiza en el marco del “Convenio de Cooperación de Actividad Antártica entre la República Bolivariana de Venezuela y la República del Ecuador”, suscrito el año pasado.

Este miércoles 26 de enero, partieron al continente antártico el grupo del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y del Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Telecomunicaciones (Cendit) que integra la segunda cohorte de la cuarta expedición venezolana a la Antártida, la cual organiza el Gobierno Bolivariano, a través del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, del cual depende el Programa Antártico Venezolano (PAV).

La expedición tiene como base la Estación Científica Ecuatoriana “Pedro Vicente Maldonado”, ubicada en la isla de Greenwich, y se realiza en el marco del “Convenio de Cooperación de Actividad Antártica entre la República Bolivariana de Venezuela y la República del Ecuador”, suscrito el año pasado.
A partir del convenio entre las dos naciones suramericanas se ha programado una serie de actividades sistemáticas, entre las cuales está la programación de ocho investigaciones binacionales en la Antártida gracias a la conciliación de intereses científicos y tecnológicos, explicó Juan Alfonso, coordinador científico-técnico del PAV.

Con esta cuarta expedición venezolana a la Antártida se inician tres investigaciones del grupo de proyectos bilaterales. La primera se denomina “Actualización de Carta Náutica en zonas aledañas a Punta Fort William de la isla de Greenwich”, en la que participan 5 oficiales del Servicio de Hidrografía y Navegación de la Armada Bolivariana de Venezuela, quienes partieron el pasado 9 de enero a la Antártida y conforman el primer grupo que viajó desde Venezuela hacia el continente austral.

Otro de los proyectos es el “Estudio paleontológico en Isla Dee”, a cargo de Ascanio Rincón, paleontólogo del Ivic y jefe de la segunda etapa de la expedición, cuyo objetivo es hacer una prospección geológica y paleontológica en esta región que pertenece a la formación geológica del Cretácico Paleoceno, en la cual se extinguieron los dinosaurios y comenzó la edad de los mamíferos. “La época trata una etapa crucial, porque el continente antártico todavía tenía una conexión con América del Sur. Nosotros estamos tratando de buscar esa conexión y gracias a un proyecto espejo que tenemos en las minas de carbón de Guasare de Venezuela, queremos contrastar la información sobre lo que pasaba en el mismo momento geológico histórico en estos dos puntos de América, justamente en la península antártica y el extremo norte de América del Sur”, informó Rincón.

El tercer proyecto binacional que se inicia es “Bioprospección de organismos marinos antárticos”, a cargo de Alberto Quintero, investigador del Ivic, cuya misión es la búsqueda de nuevos compuestos en líquenes, invertebrados y algas de uso potencial en aplicación medicinal, por medio de la recolección de muestras que luego serán analizadas en los laboratorios venezolanos.
“Haremos un reconocimiento de terrenos. Ver qué plantas y animales podemos colectar. Una vez en Venezuela, estudiaremos los principales componentes para luego conferirles una posible acción, por ejemplo, analgésica”, declaró Quintero.

Esta expedición también tiene por objeto el desarrollo de un proyecto enteramente venezolano bajo la responsabilidad de Genaro Arismendi, ingeniero en telecomunicaciones del Cendit, que se orienta hacia el estudio del territorio antártico para proveer soluciones en lo relativo a servicios de telecomunicaciones y conectividad satelital que sirva a una futura estación venezolana en ese continente.
En esta incursión a los terrenos australes también se continuará con el registro fílmico y fotográfico por parte de Rafael Carreño, cineasta adscrito al IvicC, con miras a la realización de un documental sobre la Antártida.

Integración suramericana

Otro objetivo de los expedicionarios venezolanos es instalar en la base ecuatoriana “Pedro Vicente Maldonado” señalizaciones que marcarán la distancia desde la Antártida hasta las capitales de los países integrantes de la Alba, así como las de aquellos países suramericanos que han colaborado en las cuatro expediciones venezolanas hacia este continente. Se quiere con ello hacer un símbolo de la integración suramericana, indicó Alfonso.

“Vamos en representación de Venezuela, esa es nuestra primera misión, representar a nuestro país. Debemos trabajar muy coordinadamente porque trabajar en la Antártida no es fácil, es una situación extrema, de muchos riesgos. Creemos que va a ser una situación muy provechosa para Venezuela porque estamos entrando en cooperación directa con académicos ecuatorianos, estrechando lazos académicos y la colaboración latinoamericana”, finalizó Rincón antes de partir a esta expedición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario