La Química del olfato


La Química está en todas partes. Desde que nos despertamos hasta que nos acostamos la Química nos persigue. No sólo la encontramos en los productos creados por el ser humano sino que nuestro cuerpo también es Química. Un ejemplo son nuestros sentidos, el gusto, la vista y el olfato. Percibimos sabores, colores y aromas gracias a la Química.


En la actualidad, numerosos científicos de todo el mundo se interesan en conocer las propiedades sensoriales de las moléculas, es decir, su capacidad para interactuar con los receptores sensoriales. Esto ha dado lugar al nacimiento de una nueva disciplina conocida como la Química Sensorial. Estas investigaciones son fundamentales para crear nuevas texturas, sabores y fragancias y permiten el desarrollo de dispositivos artificiales que, imitando la función de nuestra nariz o lengua, identifican olores y sabores y realizan análisis muy precisos de las características de los productos.

Mercedes Alonso Giner (Vicepresidencia Adjunta de Organización y Cultura Científica, CSIC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario