La teoría del caos


La ciencia siempre ha tratado de medir todo, encontrar relaciones entre sucesos y plasmarlo en un lenguaje matemático que nos permita comprender y predecir la naturaleza. Sin embargo y a pesar de todos sus esfuerzos existe un aparente caos en la naturaleza que impide que las predicciones sean exactas. Para comprender esta naturaleza caótica surgió la teoría del caos.
La teoría del caos surgió a partir de una investigación de Edward Lorenz, quien trataba de predecir el clima. Para ella utilizaba una simulación en su computadora mediante 12 ecuaciones, la máquina no predijo exactamente el tiempo, pero daba una probabilidad de cómo podría ser el clima. En una ocasión en el año de 1961 quiso volver a verificar unos datos, pero para ahorrar tiempo solamente utilizó 3 decimales en lugar de 6in embargo los resultados a través del tiempo simulado fueron totalmente diferentes al cálculo anterior. La idea convencional es que los resultados no deberían ser iguales, pero sí muy parecidos, nada que ver con los nuevos resultados que obtuvo. Tratando de explicar esto fue que surgió la teoría del caos.
De esta teoría salió el famoso “efecto mariposa”, que dice que el simple aleteo de una mariposa puede provocar un ciclón en el otro lado del planeta. Es decir, una pequeña variación en los datos iniciales puede provocar un gran cambio en los sucesos.
La teoría del caos nos muestra sin embargo que a pesar del aparente caos que nos impide saber con exactitud ciertos fenómenos, existe un orden detrás de ellos. Como lo expresara el matemático Douglas Hofstaedter:
"sucede que una misteriosa clase de caos acecha detrás de una fachada de orden y que, sin embargo, en lo más profundo del caos acecha una clase de orden todavía más misteriosa".
Si observamos la naturaleza podremos ver como las nubes tienen distintas formas, las montañas presentan muchas irregularidades, y entre más las observamos de cerca, más desorden podemos ver, sin embargo, toda ella está conformada para formar una montaña. Asimismo un árbol está construido de una forma azarosa, mas sin embargo sigue un orden que le permite seguir comportándose como árbol. Fue debido a estos estudios que surgieron los primeros fractales, que nos permiten jugar a construir objetos que son caóticos por un lado pero que siguen una cierta estructura definida por otro. La teoría del caos trata de encontrar ese orden detrás de unos datos aparentemente aleatorios.
La teoría del caos ha dejado de ser solamente una curiosidad científica para convertirse en una herramienta que permite hacer estudios sociales y económicos, estableciendo parámetros y formulas que ayudan a “ordenar” el caos.
Así que la próxima vez que entres al cuarto de un adolescente y encuentres ropa y objetos por todos lados no olvides que ello es parte de la naturaleza, y que detrás de todo ese “aparente desorden” existe un orden que muchas veces solamente el adolescente dueño del lugar, como un gran matemático, puede entender e interpretar.
http://www.ojocientifico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario