Evidencia científica demuestra que la Guanábana no cura el cáncer.


Valoración de la evidencia científica para recomendar Annona muricata L. (guanábana) como tratamiento o prevención del cáncer.


Francisco J. Morón Rodríguez,I Déborah Morón Pinedo,II Mario Nodarse RodríguezIII


La divulgación en Internet de remedios "maravillosos", para curar enfermedades que son temidas por su posible desenlace fatal, o aquellos "curalotodo" capaces de solucionar un centenar o más problemas de salud son lamentablemente frecuentes y crean expectativas falsas en pacientes, familiares y hasta en profesionales de la salud. En la Web circula la información de que Annona muricata L. puede curar el cáncer.OBJETIVOS: determinar si existe información científica publicada que permita validar el uso de A. muricata para tratar el cáncer en pacientes. 



MÉTODOS: se realizó una revisión en las principales bases de datos de bibliografía científica biomédica disponibles (BVS-BIREME /11/, COCHRANE /0/, PubMed /5/, LILACS /2/, SciELO /0/, SeCiMed /0/, EBSCO /2/) con las palabras claves Anonna AND muricata AND cancer, así como en Google con la estrategia: graviola AND cancer. La información fue analizada para determinar si podía sustentar la recomendación antes señalada. 
RESULTADOS
: encontramos que los estudios científicos publicados que pudieran sustentar la recomendación de esta planta o alguno de sus extractos son en modelos experimentales in vitro y la mayoría con principios activos puros extraídos. 
CONCLUSIONES
: no existe suficiente evidencia para recomendar el uso de ningún extracto o principio activo deA. muricata y la divulgación infundada de sus "extraordinarias propiedades anticancerígenas" es éticamente inaceptable.

Palabras claveAnonna muricata, cáncer, ética.

Annona muricata L. pertenece a la familia Annonaceae y se conoce en América con los nombres populares de guanábana o graviola y sursop en idioma inglés. Sus sinónimos son: A. bonplandiana Kunth, A. cearensis Barb. Rodr., A. macrocarpa Wercklé, A. muricata var. borinquensis Morales y Guanabanus muricatus M. Gómez.1
Roig refiere, a partir de informaciones de otros autores, en Cuba, el uso tradicional de la decocción de las hojas para "los catarros y la tos" y aplicada como fomentos "contra las inflamaciones y lavar los pies hinchados". Reporta que el refresco del fruto "corrige la hematuria, facilita la secreción de orina y alivia la uretritis". Además, se señala que la decocción de hojas es "diaforética" (aumenta la sudoración), tiene "propiedades antiespasmódicas y estomáquicas" (tonifican el estómago), "muy útil contra las indigestiones" y "facilitan las digestiones difíciles".2
Se reporta que en el Diario de Campaña de José Martí (11 de abril al 17 de mayo de 1895), con fecha 7 de mayo, dice: "A César le dan agua de hojas de guanábana, que es pectoral bueno, y cocimiento grato".3
Wikipedia reporta que el extracto de guanábana ha sido ampliamente divulgado en la Web por tener propiedades para combatir el cáncer y que circulan correos electrónicos por Internet afirmando que el té de guanábana cura el cáncer desde marzo de 2003.4
También señalan que hay diversos estudios sobre anonacina, el compuesto de la guanábana que tendría efectos anticancerosos, y que esos estudios fueron realizados in vitro o in vivo en animales, pero que no existe aún ningún estudio clínico, en humanos. El motivo citado para la falta de estudios clínicos en humanos es que no se puede patentar una planta, lo que lleva a los laboratorios a concentrar las investigaciones en los principios activos, acetogeninas anonáceas, en vez de la planta.4
La misma fuente alerta sobre la posible neurotoxicidad de esta planta, por los estudios que sugieren una conexión entre consumo de esta fruta y formas atípicas de Enfermedad de Parkinson en el Caribe, atribuida a la alta concentración de annonacina. La concentración de annonacina en la fruta (15 mg/fruta) o en el néctar comercial (36 mg/lata) es 100 veces mayor que en el té elaborado a partir de sus hojas (140 mg/taza).4
Por otra parte, hemos tenido la oportunidad de participar en los debates sobre la seguridad de los usos populares de esta especie en el Programa de Investigación y Difusión de Usos de Plantas Medicinales Tradicionales del Caribe (TRAMIL) (Taller del Comité Editorial de la Farmacopea Vegetal TRAMIL, Martinica, 27-abril a 3 de mayo de 2010). Esta red multidisciplinaria regional de investigaciones no incluye el estudio de usos de extractos tradicionales para problemas de salud que pueden ser graves como cáncer, sida, diabetes mellitus, hipertensión arterial y otros.5
Lamentablemente, esta excelente y seria información de Wikipedia y de TRAMIL sigue siendo menos conocida que aquella que atribuye los "notables efectos anticancerígenos".
La ética en la divulgación de la información en general y en particular de la médica en Internet es un problema ampliamente debatido,6-10 pero a nuestro juicio muy lejos de estar resuelto.
En las últimas semanas, hemos recibido correos electrónicos de lectores, amigos y hasta colegas médicos, donde reenvían la información con los supuestos efectos anticancerígenos. Algunos fueron tristemente engañados y expresaban la "necesidad de divulgar lo más posible esa importante acción anticancerígena"; otros consultaron expresando duda de semejante "maravilla del siglo XXI" y no faltaron los que repudiaron que informaciones de ese tipo (por no darles un fuerte calificativo) circulen en la Web.
Lo anterior nos motivó rápidamente a realizar una revisión crítica de la información científica publicada y ofrecer nuestras consideraciones a los profesionales de la salud para que puedan orientar a sus pacientes.

La información científica disponible permite concluir que no existen resultados experimentales que respalden la supuesta milagrosa acción anticancerígena, ni la seguridad, de los extractos de A. muricata y sus derivados que circula en Internet. Las investigaciones publicadas sobre la actividad anticancerígena han sido realizadas en cultivos celulares (in vitro
) y con principios activos extraídos de partes de la planta, principalmente semillas y hojas, lo que limita más la posibilidad de que partes frescas, como el fruto, o sus extractos puedan tener el efecto que se le atribuye. Además, debe tenerse precaución en el consumo de esta especie, sobretodo las partes que contienen mayor concentración de acetogeninas y alcaloides isoquinolínicos (semillas y hojas) como alimento o como recurso medicinal tradicional por los reportes de posible neurotoxicidad.

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962010000300009

13 comentarios:

  1. me parece muy extraño que sustentes esto, pues conosco a muchas personas que han utilizado la planta para la cura del cancer y resulto, no evites la divulgacion de contenido maravilloso, no contradigas las maravillas de la planta porque ya no es un secreto para unos, ya es una realidad y en verdad

    CURA EL CANCER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Yo también he leído sobre las maravillas del uso de la guanabana para la cura del cáncer. No obstante como divulgadora creo que es importante dar a conocer las diversas opiniones sobre un tema para que el lector saque sus propias conclusiones al respecto.

      Eliminar
    2. Esta seguro son unas de las personas que no quieren que se sepa la verdad

      Eliminar
  2. A ver si entiendo: pretenden decir que la guanábana no sirve para el cáncer porque los estudios existentes se han hecho In vitro y "no hay estudios en humanos" y por tanto,eso les parece éticamente inaceptable...pero alertan de una posible neurotoxicidad de la que no refieren ningún estudio, ni siquiera In vitro. Pendejos seudo científicos. Lo único que se desprende de su articulo es que SI existen estudios (in vitro) que han reportado resultados positivos y alentadores. Sinceramente me molestan esas posiciones que afirman que todo es mentira hasta que exista "una demostración científica"... como si las leyes de Newton no operaran desde siempre; antes de que se enunciaran. Como si el sol girara alrededor de la Tierra hasta que Galileo dijo lo contrario... como si no es una verdad del tamaño del mundo que los remedios ancestrales de culturas antiguas terminan convirtiéndose (sus principios activos) en medicamentos de uso comercial y terapéutico aprobados por cuantas autoridades existen e intervienen en esos procesos. Hay que esperar entonces que la ortodoxia científica se sienta "satisfecha" para acudir a alternativas naturales? Lo que realmente es éticamente inaceptable es declarar, tras una fachada científica, que tal o cual cosa no sirve porque la ciencia no ha demostrado su existencia o eficacia. Además de poco ético reviste una arrogancia inaceptable. Hasta luego, voy a esperar que los imbéciles que escribieron el articulo demuestren la existencia de Dios para empezar a creer en él...

    ResponderEliminar
  3. Para empezar, la industria farmacéutica cono ce mucho del tema, entonces quieren cegar a la gente, porque no les conviene que la gente sepa ya que ellos perderian sumas millonarias, y estos remedios son muy baratos, por eso inventan que no hay nada efectivo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Viva! qué bien, por fin alguien se dignó a escribirles la realidad sobre lo que ellos consideran si es aceptado o no el hecho de que la guanábana es buena para la cura del cáncer, lógicamente a estos señores no les conviene porque si no ellos perderían cuantiosas cifras millonarias, eso es la pura realidad, Felicitaciones a Manuel Pacheco y al otro Anónimo, porque sí se han atrevido a decirle la verdad...

    ResponderEliminar
  5. señor oncologo no se preocupe es preferible que usted quede sin trabajo pero que muchas personas sobrevivan yo le enviaria hojas de guanabana atodo el que las llegara a nececitar sin pensar en dinero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece excelente tu respuesta con la Salud no se juega ni tampoco se negocia!!!

      Eliminar
  6. Siempre estar alerta de los que responden a las empresas farmaceuticas. Recuerden que los tratamientos contra el cancer : quimio y radio terapia como regla son costosos lo uqe genera grandes ingresos.
    Se ha hablado del bicarbonato de sodio, de la miel y la canela y de la miel y la sabila -aloe-, revisen, hay muchos mas.

    ResponderEliminar
  7. Os creeis a los politicos cuando dicen que no han robado?? Entonces porque hay que creer a científicos de grandes farmaceuticas que se frustraron al no poder sintetizar esta hoja/planta/fruta en pastillas? Mientras los intereses y el dinero este por encima de la vida humana no tendremos las curas "oficiales". De mientras hay que tener esperanza y creer porque si dejais que esta gentuza os quite la ilusion se saldran con la suya. Tengo un familiar sufriendo este mal y los medicos no dan ninguna esperanza y ya han dado el alta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no sé si podrás Ayudarme. A mi padre le han diagnosticado cáncer de hígado avanzado y no nos han dado esperanza más que un tratamiento paliativo. Estoy pasando uno de los peores momentos de mi vida y leer tu comentario me ha dado esperanza. He empezado a darle a mi padre un vaso al día de pulpa de guanabana congelada...y me gustaría que con tu experiencia me dijeras si es suficiente o poco. Espero su respuesta, gracias. Mi correo es mardamlo_7@yahoo.es

      Eliminar
  8. se me hace que te vendes a las farmacéuticas y haces esto para parar una información valiosa para la salud de las personas, total es una fruta no te va a matar así la consumas. Lo que si es un veneno y mata más rápido que el mismo cáncer son las quimioterapias. Y eso si no lo dices no?

    ResponderEliminar
  9. HOLA CONOZCO 2 CASOS DE PERSONAS CON CANCER, QUE SE HAN CURADO CON METODOS NATURALES, ES UN HECHO. LOS 2 HAN SIDO CON AYUNOS Y TERAPIAS NATURALES . UNO DE CANCER DE PROSTATA (LLEVA POR LO MENOS 20 AÑOS DE SUPERVIVENCIA) Y OTRO DE CANCER DE COLON(CON POR LO MENOS 25 AÑOS DE SUPERVIVENCIA. LO CREAN LOS MEDICOS O NO,¡ QUE IMPORTA¡mi consejo busquen un terapeuta acreditado que utilize estos metodos.

    ResponderEliminar