QUÍMICA BIOINORGÁNICA


El estudio de los metales de transición en la biología constituye una de las áreas de desarrollo con en la química inorgánica. Tratar de comprender el papel que juegan los centros metálicos en las metalobiomoléculas y especialmente en los sistemas enzimáticos, constituye un importante acervo de conocimientos que ha decantado en lo que se conoce como la Química Bioinorgánica. En este mismo orden de ideas, se ha desarrollado todo un nuevo campo de acción dirigido al estudio de las posibles aplicaciones farmacológicas de los compuestos de coordinación, partiendo del más conocido de los fármacos inorgánicos, el cis-diaminodicloroplatino(II), conocido simplemente como Cisplatin, con el cual se abrieron las puertas de la quimioterapia. Desde que en 1967, Barney Rosenberg reportó la habilidad del cisplatin para bloquear la división celular, y por tanto su aplicación como agente contra el cáncer, se ha realizado un esfuerzo por desarrollar nuevos compuestos de naturaleza inorgánica dirigidos a tratar esta y otras enfermedades que afectan a la sociedad. Más recientemente se ha venido avanzando sobre el estudio de las propiedades biológicas de los compuestos organometálicos, enmarcado dentro de lo que se ha dado por llamar Química Bioorganometálica, un área altamente interdisciplinaria donde profesionales de las ciencias médicas convergen con los químicos y los farmaceutas. Y, por otro lado, se vienen planteando estrategias inteligentes para el diseño de compuestos que mimetizan las propiedades de compuestos de origen natural, una disciplina conocida como Biomimética, en este caso, Biomimética Inorgánica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario