Cristales líquidos acuosos basados en nanotubos de carbono y monocapas de grafeno reducido


La  producción a gran escala de  materiales  multifuncionales basados en  partículas con  propiedades anisotropicas tales como los nanotubos de carbono y las monocapas de grafeno es  en la actualidad un tema que mantiene ocupados a  muchos grupos de  investigación debido  principalmente la vasta gama de posibles aplicaciones que estos materiales pueden encontrar en el futuro  próximo, tales como  en  electrónica, óptica, reforzamiento de materiales,  medicina, aplicaciones  biológicas, almacenadores de  energía,  artículos deportivos y de  construcción, entre otros. Sin  embargo, el rendimiento final de estos materiales depende  enormemente de la dispersión homogénea de estas moléculas dentro del material compuesto y de su orden orientacional. La preparación de materiales compuestos con un ordenamiento de  largo alcance representa una de las rutas  más prometedoras hacia la  optimización de sus  propiedades uniaxiales intrínsecas. En la literatura, se han propuesto diferentes mecanismos que han permitido alcanzar estos objetivos entre los que destacan el hilado de fibras, la  aplicación de campos  eléctricos o magnéticos y el uso de cristales  líquidos.  Esta  última  aproximación es de singular  interés puesto que se basa en  las propiedades termodinámicas  intrínsecas del material en el equilibrio. Asimismo, los cristales líquidos poseen propiedades físicas altamente  anisotropícas  tales como la birefringencia y constantes  dieléctricas anisotropicas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario