El Coque en Venezuela


El coque de petróleo es un producto residual de elevado contenido en carbono, resultante de la pirólisis de las fracciones pesadas obtenidas en el refino del petróleo, que ha pasado a través de un estado líquido cristalino (también denominado mesofase) durante el proceso de carbonización y que está constituido por carbono no grafítico pero grafitizable. Básicamente, se pueden clasificar los distintos tipos de coque de petróleo en cuatro calidades distintas: 
  • coque de petróleo de combustión
  • coque de petróleo regular
  • coque de petróleo de aguja  
  • coque de petróleo de recarburación


    El hecho de ser un subproducto de la refinación de petróleo, con alto poder calorífico y bajo contenido de cenizas, que permite bajos costos de transporte, hace del coque de petróleo un combustible menos costoso que el carbón y otros combustibles líquidos. Desde el punto de vista ambiental, el alto contenido de azufre y metales tienden a hacerlo un combustible poco atractivo. Sin embargo, su disponibilidad creciente y los precios en declive son aspectos a considerar para su selección como energía primaría de plantas de generación nuevas (Narula, 2004; Amick et al. 2001).

El coque de petróleo es un subproducto residual del proceso de mejorar y refinar petróleo pesado y extra pesado en los llamados procesos de conversión profunda (Delayed, Fluid y Flexi coker). La producción mundial de coque ha crecido un promedio de 4% interanual en los últimos 10 años y se estima que esta tendencia se mantendrá. Venezuela tiene una producción actual de aproximadamente 12.000 toneladas diarias (colocadas en el mercado de generación de electricidad en EE. UU. y de producción de ánodos de carbón para la reducción de aluminio), que representa aproximadamente el 6% del coque producido a nivel mundial y se estima que esta producción aumentará en el corto plazo.
En Venezuela, el coque se produce en el Complejo Refinador de Paraguaná (Cardón y Amuay) y en los Complejos Mejoradores de Crudo de Petrozuata, Cerro Negro, Sincor y Hamaca (Jose, Estado Anzoátegui).

El coque de petróleo se utiliza como combustible en la industria cementera y en cerámica. Cada vez es más común su uso por parte de las compañías eléctricas para generar electricidad partiendo de su combustión. Así, se consigue un coque de reducido precio si lo comparamos con el fuel oil o el gas natural. La principal utilización de esta variedad es como combustible. Además, existe otra aplicación no muy extendida aunque posee un potencial considerable, consistente en mezclarlo con la arcilla para favorecer su cocción.


El coque de petróleo es un subproducto que se obtiene en los procesos de refinación de petróleo crudo y constituye esencialmente el llamado “fondo del barril”. Al extraer la totalidad de líquidos que contiene el crudo mediante procesos físicos con el fin de producir la mayor cantidad de combustibles de alto valor, se obtiene un producto sólido que en una base seca consiste de aproximadamente 85 por ciento carbón, 10 por ciento volátiles y 5 por ciento azufre. Dado su alto contenido de carbón, el coque de petróleo es una excelente fuente de calor. Sin embargo, como tal, las propiedades del coque de petróleo varían de acuerdo a la corriente de crudo utilizada en el proceso de refinación.
El coque de petróleo está cobrando importancia como combustible industrial, ya que resulta atractivo como sustituto de gas natural y de combustóleo por los ahorros que se pueden generar. A raíz del incremento en los precios del gas natural, algunos industriales del cemento hidráulico, industrias básicas del hierro y del acero y autogeneradores de electricidad han optado por aprovechar tecnologías que emplean como combustible al coque de petróleo, buscando principalmente la reducción de costos. En los últimos años, la rama del cemento hidráulico en México ha reconvertido sus instalaciones productivas para quemar coque de petróleo, ubicándose como el principal consumidor de este energético con un 71.2 por ciento de la demanda. Asimismo, las pruebas de arranque de las plantas de autogeneración eléctrica se ubicaron en segundo lugar con un 11.4 por ciento. El resto de la demanda lo constituyen algunas industrias del acero y química, entre otras, quienes en conjunto sumaron una participación del 17.4 por ciento.
La calidad del coque de petróleo se caracteriza por su poder calorífico, composición química, contaminantes y sus propiedades físicas, en particular la dureza, la cual se mide por el índice de dureza para moler (HGI por sus siglas en inglés). El poder calorífico se sitúa entre los 14 mil a más de 15 mil BTU por libra dependiendo del porcentaje de humedad. La dureza es la primera cuestión a considerar. Con un material muy duro, se consume más energía y se utilizan mas componentes en el proceso de molienda para alcanzar la medida requerida de la partícula para la combustión.







2 comentarios:

  1. En la refineria de Jose - Estado Anzoategui - Venezuela existe toneladas de residuos de Coque que desprenden gases contaminates que han afectado la salud de poblaciones vecinas. La denuncia realizada a la Asamblea Nacional no ha tenido ningun efecto.

    ResponderEliminar
  2. En el I.V.I.C. estan investigando para extraer hidrocarburos a partir de ese coque
    e inyectando el CO2 generado a los pozos petroleros con baja eficiencia con el proceso Fischer -Tropsch

    ResponderEliminar