Electroquímica de la ULA: punto de apoyo para el desarrollo y auge de las industrias básicas del país


**La Electroquímica es la combinación y utilización de electricidad, estudia los procesos iónicos para demostrar al máximo el campo electroquímico existente, y su uso en diversas áreas, causa impacto en la funcionalización de, por ejemplo, los hidrocarburos, pues utiliza compuestos de petróleo, para preparar, a partir de ellos, otros compuestos de interés
En la Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes funciona, desde el 12 de febrero de 1972, el Grupo de Investigación en Electroquímica, el cual, desde su fundación, ha logrado desarrollar múltiples actividades académicas y de investigación que han permitido la formación de profesionales especialistas en el área, así como han impactado en la industria petrolera donde aplican las técnicas físicas y químicas que permiten definir la pureza de los derivados del petróleo y el aluminio, entre otros materiales.
Los profesores Jairo Márquez Peñaranda y Olga de Márquez, forman parte de la generación de investigadores-fundadores de los estudios en Electroquímica que ofrece la Universidad de Los Andes, ellos, juntos a otros profesores que ya no pertenecen a la institución universitaria, dieron a conocer en Venezuela, y en el ámbito internacional, el impacto de las investigaciones que se producen en el Laboratorio de Electroquímica.
La profesora Olga de Márquez, explicó que el Grupo de Investigación en Electroquímica nació originalmente con el nombre de Electroquímica y Corrosión, al tiempo que recordó que, en 1972, la Facultad de Ciencias apenas comenzaba a dar sus primeros pasos junto al Grupo de Cristalografía fundado por la profesora Eldrys Rodulfo de Gil.
“Los acontecimientos que rodearon la conformación del Grupo de Investigación en Electroquímica, en una Facultad en nacimiento, donde sus profesores en su mayoría eran contratados o bien visitantes extranjeros, no limitó que luego de obtener nuestros títulos de pregrado, aproximadamente entre 1975-1976, asumiéramos el Grupo debido a que sus fundadores ya no se encontraban en la Universidad de Los Andes”.
Agregó la profesora Márquez, que luego de llevar adelante un Grupo y un Laboratorio que se encontraba totalmente equipado, debieron continuar sus estudios en Electroquímica en el exterior, tiempo en el cual el trabajo adelantado perdió fuerza por no encontrarse personal formado en ese momento, sin embargo, al retornar ya graduados asumieron nuevamente las riendas de un Grupo de Investigación que luchaba por no desaparecer totalmente, por ello, en 1981, los profesores Márquez, ya formados como especialistas, refundaron el Grupo de Electroquímica, e incluso trataron de recuperar parte de los equipos previamente distribuidos.
Tras el relanzamiento del Grupo y el Laboratorio de Electroquímica, reiniciaron el trabajo junto a los profesores adscritos al Grupo de Química Analítica, con quienes elaboraron un proyecto para la creación del postgrado en Química. “No fue fácil fundar el postgrado, sin embargo, se logró consolidar, tanto así, que hoy día es el Postgrado Interdisciplinario de Química Aplicada (PIQA) que inició funciones en el año 1989. Nadie creía que se podía montar un postgrado, pero hoy día se encuentra consolidado. Para aquel momento, este postgrado era modular y tenía varias opciones establecidas, entre ellas, Electroquímica, Química Analítica, Química Orgánica y Materiales”.
“Tal fue el crecimiento alcanzado por el PIQA en aquel momento, que se generó la necesidad de dividirnos, desde el punto de vista administrativo”, dijeron los profesores Márquez al tiempo que recordaron que, entre ambos, redactaron el proyecto para la creación del postgrado en Electroquímica, llamado Postgrado de Electroquímica Fundamental y Aplicada, el cual inició sus funciones en el año 2000, luego de  haber obtenido la aprobación del Consejo Nacional de Universidades, manteniendo su antigüedad e historia procedente del PIQA.
 “La Electroquímica es la combinación y utilización de electricidad para hacer química. Estudia los procesos iónicos, es decir, especies cargadas de solución, procesos electrónicos, procesos que ocurren sobre una superficie conductora por los fenómenos interfaciales que suceden sobre una superficie”, explicó el profesor Jairo Márquez Peñaranda, quien indicó que se encuentra en la Universidad de Los Andes bajo la figura de jubilado en ejercicio.
Dijo que a lo largo de estos años del Grupo de Investigación en Electroquímica, ha sido mucho el trabajo realizado, e incluso con una alta matrícula estudiantil y escasos recursos económicos, que no han sido obstáculos para la formación del recurso humano que requerían los estudios en Electroquímica, para así demostrar al máximo el campo electroquímico existente y su uso en diversas áreas, tal es el impacto causado con la funcionalización de hidrocarburos, la cual consiste en la utilización de compuestos de petróleo, para preparar, a partir de ellos, otros compuestos de interés, por ejemplo, explicó el profesor Márquez que a partir de un alcano, que es un compuesto que contiene carbono e hidrogeno, preparan un alcohol con la incorporación de grupos OH, y agregó que éste es un campo infinitamente grande.
Ambos investigadores afirman que para ellos lo importante ha sido la formación de profesionales en distintas áreas de la Electroquímica. “Algunos han comenzado a nuclear a otras personas. Se ha logrado ser multiplicadores del conocimiento para la resolución de problemas particulares, al tiempo que se ha alcanzado una importante producción científica sobrepasando los 250 artículos en revistas reconocidas así como participación en congresos y conferencias”.
Actualmente, en el Laboratorio de Electroquímica trabajan en la preparación de semiconductores, específicamente por la vía química. “Los semiconductores, por tradición, se han preparado por vía física ya que se obtiene una alta pureza, que sirve para preparar celdas solares, sin embargo, hoy día nos encontramos en la etapa de preparación de semiconductores por vía química, pues estamos tratando de caracterizarlos, conocer sus propiedades y, los ya preparados por vía física, están siendo tratados también por vía química, buscando simplificar los costos de producción, proyecto que se desarrolla junto con el Laboratorio de Física Aplicada”.
La coordinación de Grupo de Investigación en Electroquímica actualmente se encuentra bajo las órdenes de la profesora Yris Martínez, quien junto a otros destacados investigadores llevan adelante el proyecto de extracción de metales, uno de ellos es el vanadio que es uno de los metales que se encuentra en alta concentración en los crudos pesados. Explicó la profesora Márquez que éste es uno de los proyectos trabajado por mucho tiempo. “Extraemos el vanadio, lo recuperamos, y a la vez mejoramos el crudo en su proceso de refinación, lo cual permite el ahorro de dinero y, en consecuencia, los catalizadores duran más tiempo, y la industria petrolera gasta menos dinero. Si se extrae el vanadio, se  tendrá el compuesto para las celdas de combustible como fuente alterna de energía que proviene del petróleo”.
Dijeron los profesores Márquez, que la Electroquímica es también una ciencia interdisciplinaria involucrada con los productos farmacéuticos, ya que se pueden preparar medicamentos de alta pureza por vía electroquímica dentro del área de funcionalización y electrosíntesis, y agregaron que ésta es una de las ventajas de la Electroquímica, que es una técnica limpia que puede controlar las condiciones de preparación de un compuesto, por consiguiente, su proceso electroquímico es amigable con el medio ambiente.
El problema actual de electricidad igualmente puede alcanzar una posible salida con la Electroquímica, pues al retomar sus técnicas se pueden conseguir fuentes alternas de energía más seguras. “Por ejemplo, la energía del hidrógeno a partir de agua, con la obtención de semiconductores que se pueden preparar electroquímicamente. La industria eléctrica también pueden usar electrodos para hacer fotoelectrólisis del agua utilizando la energía solar, lo que permite obtener hidrógeno así como combustibles más limpios y menos contaminantes”.
En el caso de Venezuela, la Electroquímica está presente en la Planta de Cloro-Soda ubicada en El Tablazo, ésta es una de las industrias del ramo, además de las empresas básicas de aluminio. “En la Siderúrgica, realizan procesos electroquímicos, en las minas de oro su proceso es electroquímico pero podría ser mejorada, ya que hoy día aún usan tecnología no adecuada que es altamente contaminante, y en cualquier tipo de mina se usan procesos electroquímicos para extraer los metales”. 
(Yasmira Carrasquero. CNP 12405. Prensa ULA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario