Efecto magnetocalórico


El efecto magnetocalórico (EMC) es una propiedad intrínseca de todos los materiales magnéticos debido al acoplamiento de la subred magnética del sólido con un campo magnético externo. Esto hace que al someter un material magnético a un campo magnético variable, la contribución magnética a la entropía del sólido se modifique y, normalmente, al aumentar el campo el sólido se caliente (en condiciones adiabáticas). 
La investigación de este fenómeno tiene una gran importancia en la actualidad tanto desde una perspectiva básica como desde el punto de vista de sus aplicaciones. Desde el punto de vista fundamental, el EMC supone una íntima relación entre el magnetismo y la termodinámica de sólidos, ideal en el estudio de las propiedades térmicas de los sólidos en función, no sólo de la temperatura, sino también del campo magnético aplicado. La importancia en aplicaciones del EMC se ha venido explotando durante años en laboratorios de investigación para lograr temperaturas ultrabajas. Avances tecnológicos recientes sugieren fuertemente la posibilidad de desarrollar y comercializar en un futuro próximo sistemas de refrigeración eficientes y respetuosos con el medio ambiente basados en este efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario